Cine

Las chick flicks se nos cagaron la vida

Así como nos lo dijeron nuestras amigas Susana y Elvira “Las chick flicks se nos cagaron la vida”.

Empiezo este post así porque más de una (o uno, los dudes también) hemos pensado alguna vez viendo alguna película romántica: ¡Por supuesto que eso me puede pasar a mi!… pues no, mis queridos. Las chick flicks son una sarta de mentiras que hacen que creamos en el amor, pero la realidad del día a día, el amor contaminado de taras mentales e inseguridades tanto en los hombres como en las mujeres hacen que uno reflexione que Hollywood, el cine independiente o cualquiera que escriba un guión de una chick flick nos está mintiendo.

Hice una recopilación de películas románticas, que a mi parecer son las que más tienen guiones bullshit, todas del año 2000 en adelante (siguiendo eso de que somos millenials y nos empezamos a encuentar en este bus horrible del amor a mediados del nuevo milenio)

  1. Sex and the city (2008-2010) y The holiday (2006): Empecemos por las mentiras de los millonarios. Ver alguna de estas tres películas nos hace pensar en que todo lo podemos solucionar, que todo estará bien y que solo necesitas… ¿DINERO?… ¡Obvio! Si yo pudiera comprar un tiquete para irme a pasar mi tusa al otro lado del mundo, o coger a tres de mis mejores amigas y llevármelas a Abu Dhabi con todos los gastos pagos, también pensaría que todo va a estar bien y que mi vida va a funcionar. En The Holiday, Cameron Diaz casualmente se mama de su vida y decide intercambiar casa con Kate Winslet… de un día para otro. Obvio, comprar un pasaje de Los Angeles a Brentwood de la noche a la mañana debe ser baratísimo. Y luego… Sex and the city I y II, en dónde cuatro pinches millonarias se inventan viajes de la nada para poder pasar sus tusas y sus crisis de menopausia, parejas y estabilizar su mente pues no me hace creer que vivan en un mundo real.
  2. Crazy stupid love (2011) y The ugly truth (2009): Aquí viene la gran mentira de rehabilitar gamín. Por supuesto los gamines protagonistas de estas dos mentiras son nada más que Ryan Gosling y Gerard Butler. Que gaminada, caray. La gran mentira que uno se cree aquí es que va a rehabilitar a un tipo que le rompieron alguna vez el corazón y ahora es uno de los cabrones más grandes de la historia. Pero momento… llegaste tú y ahora sí se enamoró y ya está preparado para tener una relación perfecta y sin problemas. BULLSHIT. Linduras, no se crean esto y dejen de arrastrarse por ese man que es un cabrón y que solo les para bolas cuando quiere comer. Par favar, si no pasó desde un principio, no va a pasar nunca.
  3. 500 days of Summer (2009) y Notting Hill (1999): Aquí me fui con una del siglo pasado, pero es que esta va especialmente para los hombres. Igual que en el punto anterior, en estas dos películas nos echan (o les echan a ellos) la gran mentira que posiblemente pueden rehabilitar a la chica sin corazón, que solo quiere tener una relación abierta y que nunca se va a enamorar. El dueño de una librería en un barrio de Londres, logra enamorar y sacar de sus problemas existenciales a la estrella de cine más famosa de Norteamérica. Ajá.
    Por el otro lado tenemos a la MALDITA DE SUMMER (expresión que le he escuchado a más de un dude), que juega con los sentimientos de un pobre tarado que la ama tanto y está tan loco por ella que cree que va a cambiar su dañado corazón, pero… ella termina casándose con otro. Aunque aquí debo rescatar que menciono esta película más por la mentira del hombre que va detrás de la chica mala, porque el desenlace es de las cosas más sinceras que pasan en el amor. Luchas por rehabilitar, entierras tu dignidad tres metros bajo tierra para luego… ser el tipo o la vieja linda que alguna vez conoció pero que nunca lo o la llenó lo suficiente como para querer casarse contigo.
  4. Ps I love you (2004) y The Notebook (2004): Haciendo el sondeo de cuáles eran las chick flick por excelencia, me encontré que un gran número de personas estuvo de acuerdo con que The Notebook está en el top 3 (incluso mi mamá lloró solo recordando la trama). Aquí la mentira va más hacia el lado del hombre perfecto para casarse. Las dos películas giran en torno a dos tipos extremadamente perfectos, que hacen tan felices a sus esposas (incluso desde el más allá) y que serán recordados para toda la eternidad por sus actos llenos de amor. No sé, no me he casado, no he encontrado a un Gerard que me mande cartas ya muerto o a un Ryan que pase toda su vejez recordándome porque tomé la mejor decisión de mi vida quedándome con él… además, el 80% de los matrimonios (al menos en Colombia) fracasan. Saquen sus conclusiones.
  5. Friends with benefits (2011) y No strings attached (2011): La gran mentira millenial… tu fuck friend realmente se va a convertir en el amor de tu vida. B U L L S H I T. Aquí pareciera que al hacer No strings attached, Mila le hubieran dado celos de Ashton y fue y busco a uno de los dudes mas sexis de todo Hollywood (Justin) para hacer su propia versión del amor fuckfrienudo. Cuando un man y una vieja se están comiendo, con el trato de solo eso y ya… siempre hay uno que termina cagándola y enamorándose o tragándose, es verdad, pero la gran mentira es que eso se va a convertir en algo serio. No, no y no. Si no pasó desde un principio, NO VA A PASAR. Dejen de creer en estrategias y que la vida es tan sabia que van a cambiar la mente de alguien que solo se las o los quiere comer.

Así pues, uno termina alrededor de 120 minutos después de ver una de estas películas con la esperanza que el amor es lindo y que todo puede estar mejor. Not happening, bro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *